domingo, 22 de febrero de 2015

ÑANE ÑE'Ê / NUESTRA LENGUA


“A cuántos de nosotros se nos negó aprender nuestra hermosa lengua guaraní bajo los falaces argumentos de que obstaculizaba el aprendizaje, que generaba una mezcla perjudicial con el castellano de manera tal que no se utilizaría de forma correcta ninguno de los dos; de que el guaraní era un “dialecto” de indios, “menchos”, chacareros, “tapes” que animalizaba a aquel que lo hablase y lo denigraba de su status social. Groseras quimeras que lo que pretendieron era instrumentar la atroz dominación cultural de las élites de poder europeizantes.
Hoy nos dimos cuenta, y desde muchos ámbitos, que el guaraní nos enriquece, su cultura nos lleva a la maravillosa dimensión de lo simple, de lo sencillo, ese soplo espiritual profundo que se asienta en lo más recóndito de nuestro ser y nos permite ser auténticos. Muy lejos de “entorpecernos”, el guaraní nos abre horizontes y nos otorga perspectivas, nos recuerda lo verdaderamente valioso de la vida, nos acerca simbióticamente a la naturaleza y fraternalmente a nuestro prójimo."

Lucas Palacios

Se ha producido un error en este gadget.